¿Un bebé nuevo? Consejos Anticrisis para poder dormir

5 Consejos Anticrisis para que los padres primerizos puedan al fin dormir

1 Alimentarse bien

Como cuando entrenamos, una buena alimentación es la base para que crezcamos y aguantemos el entrenamiento. Pero no es una idea exclusiva del deporte, de hecho, el deporte su nutre de la experiencia de la vida. Para un buen descanso es importante una buena alimentación.

Lo importante ahora es fomentar el descanso, existen alimentos con toxinas excitantes (que nos vienen muy bien por la mañana) pero que sería interesante evitar por la noche para optimizar el descanso: café, refrescos de cola, chocolate.

Asimismo es interesante evitar las comidas demasiado abundantes o con grasas por las noches, ya que dificultan el buen reposo. Por último la digestión es importante, hay que tratar de cenar al menos 1:30 horas antes de irse a la cama, para ir lo más ligeros posibles.

Una dieta rica en vegetales, agua, fruta, con carnes asadas para comer y hervidos para cenar. No es sólo la clave para un buen descanso si eres padre primerizo, sino también para una vida sana 😉

2 Paciencia con el bebé

Llegáis cansados del hospital, con un bebé para el cual todo es nuevo, pues su única experiencia vital es dentro de la madre. Se tiene que acostumbrar a pedir comida, a los horarios de sueño de los padres, al día y la noche. Vamos, una lección básica en humanidad. ¿Qué quiere decir esto? Que durante unos meses tendréis que convivir con un ser que no comparte vuestros horarios y que os los trastocará. Por ello la paciencia.

¿Y cuánto tiempo dura? Unos 3 o 4 meses, luego ya comienza a coger las rutinas y horarios, van dejando la necesidad de alimentarse con tanta frecuencia, incluso comienzan a dormir varias horas seguidas por la noche. Así que no preocupar demasiado, aunque un período largo, es pasajero.

3 Procurar que el bebé duerma de la mejor manera posible

Entre los 2 y 3 meses el bebé es especialmente llorón, muchas veces por el cólico del lactante. Es normal, es una etapa en la vida en que el llanto se utiliza para pedir cosas: comida, cambio de pañales, afecto… Hay técnicas para tranquilizar a los infantes y que puedan dormirse. Algunas con muchos detractores (el método estevill, donde llora hasta que se calme) o bien el cuidado de los padres: mecerlos, darles paseos suaves por la casa, masajes, cambio de brazos (si con un padre no se calma, muchas veces se calmará al pasar a los brazos del otro, funciona!), dormir desnudito (ya que el pañal a veces molesta), arrullar o dar el pecho.

4 Dormir por turnos

¿Llevas ya tiempo viviendo con tu pareja? Seguro que os organizáis para cosa de la casa, uno limpia el salón, la otra recoge la ropa, una hace la compra, el otro lava los platos, etc. Con los bebés se puede aplicar el mismo sistema, lo que convierte a la pareja en uno de los mejores trabajos en equipo.

Por ejemplo, en vez de levantarse por turnos durante la noche, una noche puede encargarse uno y la siguiente otro. Claro, luego habrá que turnarse con las siestas, pero bueno, así conseguiréis reducir la fatiga y que no os afecte tanto. Cuando haya que amamantar al bebé se lo puede acercar a la cama y dejar que el bebé se alimente mientras dormís, lo que contribuye al descanso de la mujer.

5 Aprovechar cualquier hueco para descansar

¿Cuántos no hemos pasado una mala noche? ¿Y qué nos genera? Irritabilidad, mal humor, torpeza, menor capacidad de atención, fallos en la memoria (la memoria se consolida con el descanso). Ahora ya con un bebé seguro que os pasa más seguido de lo que estáis acostumbrados. Debido a cómo nos afectan estos estados en nuestro día a día, es importante aprovechar cualquier ocasión para una cabezadita e ir reponiendo el cuerpo aunque sea un poco, intentando siempre no llegar a puntos de extenuación, aunque no siempre sea posible.

Buenas ocasiones para descansar es cuando el bebé se ha quedado dormido.

Consejo extra:

Padres y madres veteranos, os invitamos a dar algún consejo a los nuevos padres para ayudarlos a descansar 😉

5 consejos para dormir para padres primerizos (2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *